Consejos para sacarse el permiso de conducir

carnet de conducir

Vas a ir a examen de conducir por cuarta vez, y admítelo, no estás lejos de creer en tu desesperado caso. Bueno, no. Es posible sacarse el carné de conducir, incluso después de varios fallos. Relájate y aprende a evitar las trampas.

Te sabes  el código, está bien. Ahora  la conducción. Es posible que le digan que todo el mundo puede obtener un permiso, pero para ti, este pedazo de papel banal se ha convertido en una obsesión. Hay que decir que cada examen terminó de la manera más decepcionante posible, con un examinador desconcertado negando su pasaporte a la independencia. Y a pesar de sus esfuerzos por aprender de sus fracasos, su próximo pase delante del examinador los nervios le volverán a pasar una mala jugada. Sin embargo, muchos de nosotros hemos soportado tus sufrimientos, y finalmente hemos superado el obstáculo: ¿por qué no tú? Con estos consejos,  desde esta autoescuela no tienes motivo para no sacarte el carné o permiso de conducir.

Consejos para sacarte el carnet de conducir

Relájate

Después de varios fracasos, es fácil ver la licencia como una especie de grial inalcanzable, y al inspector, como el jefe supremo de su existencia. El problema es que su medidor de estrés se disparará en el momento del examen. Por lo tanto, aunque parezca difícil, trate de considerar su examen como una simple evaluación. No arriesgas tu vida, sólo es cuestión de determinar tu habilidad para conducir. Y el examinador no es un monstruo: es un antiguo instructor de conducir que cambió de trabajo. ¿No puedes calmar tus ansiedades? Prueba con la homeopatía. Le ayudará a relajarse sin distorsionar su atención. A diferencia de los analgésicos, no los use.

Consejos para sacarse el permiso de conducir

Dominar las reglas del código

Incluso si ha pasado su examen teórico con sobresaliente, un poco de revisión de las reglas no hace daño a nadie. Y esta hermosa maestría te evitará una vergüenza absoluta después de brindar por una prioridad a la derecha, pero obvia. Entre cada curso de conducción, saque su manual y consolide sus conocimientos. Incluso después de la licencia, puede ser útil.

Muestre confianza en sí mismo (aunque esté fanfarroneando)

Si bien el exceso de velocidad es, por supuesto, un problema importante durante el examen, una conducción demasiado lenta y cuidadosa demuestra una falta de confianza en sí mismo. El examinador puede considerar la razón suficiente para rechazar su papel rosa. Así que soplamos un buen golpe, presionamos el acelerador un poco más y sonreímos al examinador (pero no demasiado).

Evitar las trampas del descuido

Controle sus espejos, tenga cuidado con su punto ciego, anticipe los cambios de luces, en resumen, esté atento a lo que hace, mire un poco más allá de la punta de su nariz, y ajuste su ritmo. Conducir con cuidado y con visión de futuro tiene todo lo que se necesita para convencer al inspector de que le dé su licencia.

Aprende de una vez por todas a tomar una rotonda

El uso indebido de la rotonda por los conductores noveles es regularmente adelantado para la denegación del permiso. ¡No es tan complicado! Sólo necesitas un poco de práctica. ¿Perdiste tu salida? Mantenga la calma y haga una vuelta extra mientras que tenga cuidado con los otros conductores.

Deja un comentario