El agua es la fuente de la vida

Gran parte de nuestro cuerpo es mayoritariamente agua, esto hace que ese líquido sea vital para que toda la vida como la conocemos pueda seguir funcionando y existiendo. Para la comunidad científica y para el público en general el agua es el más importante de todos los compuestos que existen en el planeta, pues es uno de los principales elementos presentes en casi cualquier ser vivo que se pueda mencionar, es esencial para que la vida pueda formarse y un ejemplo de ello es que más del 70% de el organismo de los seres humanos está compuesto de este vital líquido no obstante tenemos que tener en cuenta que el agua no existe de forma pura en casi ningún lugar pues la misma contiene sustancias minerales y orgánicas que están disueltas o vienen ya incorporadas en su composición.

Abundante pero no ilimitada

El agua es extremadamente abundante en nuestro planeta no obstante eso no significa que todo sea consumibles y que no se pueda acabar la forma en que las más conocidas es en su estado líquido incoloro, aunque también se puede conseguir en estado sólido y en estado gaseoso, el agua forma parte de los océanos de los lagos los ríos los mares y está en todas las naciones y en cualquier rincón del planeta. Gracias al agua pueden existir los animales y las plantas beben de ella para poder completar su proceso de fotosíntesis. En los lagos y en los ríos se puede conseguir agua dulce, mientras que en los océanos agua salada. En estos ecosistemas habitan plantas microscópicas, animales adaptados para cada tipo de agua y que en general forman un conjunto de vida que da pasó a la cadena alimenticia.

Nuestra responsabilidad

Preservar el agua es nuestro deber y debemos prestarle atención al uso que le damos a ella puesto que la escasez de agua está asociada a muchos de los males que actualmente vive el planeta y es que desde el principio de nuestra historia el agua sido indispensable para nuestro correcto desarrollo como seres humanos pues la hemos utilizado para regar los campos, los sembradillos, para limpiar en nuestros hogares, para limpiarnos nosotros mismos, para preparar alimentos, para la industria y para muchas otras actividades cotidianas que suponen el consumo de este recurso y por ende la contaminación del planeta cada vez dificulta más el conseguir agua apta para llevar a cabo ciertas actividades. El agua es la fuente de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *