La historia de la Sidra

Según la historia los hebreos, los griegos y los egipcios ya saboreaban el rico caldo de la manzana, ya que quedó reflejado en escrituras que después dejaron escritores latinos que mencionaban las bebidas hechas de peras y manzanas y en algún manuscrito se decía que el vino de manzana es la bebida típica del territorio, como también afirmaron que los “astures” también usan sidra pues tienen poco vino”.

Ya antes de los romanos la sidra constituía una bebida común entre los habitantes de las tierras asturianas, no existen datos que verifiquen cien por cien esto, pero dicen que se debía efectivamente a la falta de vino en la región, que se utilizaba únicamente en fiestas o acontecimientos familiares, así como también escaseaba la cebada, sería la combinación perfecta para que la elaboración de esta bebida ancestral fuera la bebida típica de la comarca hasta nuestros días.

Origen de la sidra

Esta bebida ha sido desde sus orígenes siempre un licor de gran tradición en casi todos los países pertenecientes a la costa atlántica, sobre todo España, Francia, Inglaterra, Bélgica, Irlanda y Alemania.

Esta bebida de gran tradición se remonta al siglo IX según los expertos basándose en el acta legislativa que organizaba el comercio, normas y sanciones en el imperio Carolingio y un testamento de la época conservado en la catedral de San Salvador de Oviedo en el cual expone que ”entregan villas, bosques, viñas y manzanos para hacer vino y sidra”.

sidra

Hoy en día es el símbolo de identidad de la cultura asturiana y se ha hecho una forma de vida que empieza en la pomarada pasa por el llagar y termina en el chigre y en las espichas.

Uno de los frutos más característicos de Asturias es la manzana, existiendo más de 500 tipos y viene a ser la esencia de la sidra. Se producen 45 millones de litros de sidra, entre los 80 llagares de la región. El 95% de toda esta sidra se consume en Asturias, que a su vez es la Comunidad elaboradora del 80% de la producida en toda España.

Si vas a Asturies, pide una sidra.

Deja un comentario