La renovación de una casa o de parte de ella le permite repartir su trabajo a lo largo del tiempo. Sin embargo, es importante establecer prioridades. Realizar diferentes trabajos de reformas integrales en Madrid a veces puede ser complicado, ya sea por el presupuesto, por la escasez de empresas que quieran trabajar por partes o simplemente porque busquemos una empresa de calidad en cuanto a reformas y decoración.

A la hora de acometer cualquier tipo de reforma es imprescindible tener en cuenta una serie de detalles, si tiene pensado una reforma integral, sería conveniente que se cambien ciertas partes como son tuberías y cableado eléctrico que quedarán soterrados entre muros, techos y suelos, algo que si no se hiciese, se tendría que volver al principio de la reforma otra vez, por lo que este tipo de estructuras es primordial cambiarlas si se quiere reformar una vivienda de una forma integral.

Análisis del estado de su casa

Primero y ante todo, es importante retratar su hogar como es hoy en día:

  • Rendimiento energético: ¿su hogar cumple con los estándares? ¿El aislamiento es suficiente para garantizar su comodidad y reducir el importe de su factura?
  • La calidad de la red eléctrica: ¿es conforme a las normas vigentes? ¿Es suficiente para soportar dispositivos electrónicos de corriente?
  • La distribución interior: ¿tienes que derribar las paredes interiores?
  • La calidad de la red sanitaria y de calefacción: ¿se debe sustituir o mantener la caldera?
  • Todo depende de su casa y de sus necesidades en los años venideros!
  • Listado y priorización del trabajo a realizar
  • En cualquier caso, la prioridad número uno es hacer que su casa sea lo más habitable y cómoda posible en el menor tiempo posible. Su familia puede entonces mudarse a su acogedor nido, una reforma integrla no solo se hace para dar mejor visibilidad a una cosa, si no para aumentar el confort de la misma.
  • Nuevos puntos de luz, tomas de Internet donde antes no había, en definitiva pequeños retoques que hagan la vivienda más cómoda para todos los integrantes de la misma.

Renovación integral de una vivienda

Los trabajos que aparecen en la parte superior de la lista son:

Si es una vivienda unifamiliar, el tejado le permite evitar las temidas fugas e infiltraciones de agua. Estos pueden ser una prueba dura, especialmente cuando no te das cuenta directamente. Por lo tanto, un tejado sano es esencial para evitar problemas de humedad, por ejemplo, o aún peor una vez acabada la reforma encontrarnos en un día de lluvia todas las paredes mojadas por agua.

Aislar sus paredes:

Piense a largo plazo. Una vez que sus paredes estén cubiertas o su ático construido, será imposible para usted aislar su casa sin trabajos interiores importantes, como la modificación de su red eléctrica.

Una vez que estos dos trabajos estén terminados, usted sabe que su familia se mudará a un ambiente saludable. Este tipo de prioridades es como se suele decir una casa empezada por los cimientos, no por el tejado, esto cualquier empresa de reformas integrales debe ponerlo en conocimiento antes de comenzar cualquier tipo de trabajos de construcción.