Podría pensar que su página de inicio es lo que causa la primera impresión en un usuario, ya que es lo primero que ven cuando cargan el sitio. De hecho, habrán visto su URL, ya sea en la página de resultados de un motor de búsqueda o en la barra de direcciones, mucho antes de que accedan a su sitio web. Como es tan importante causar una buena primera impresión en el muy competitivo mercado online, aquí tiene una guía para elegir la mejor URL para su sitio web.

Piense en algo único

El principal problema de crear una dirección web única es que muchas de las buenas ya están tomadas. Una URL es como una llave: cada una es única y específica para ese sitio web. Eso significa que si se le ocurre una idea y ya ha sido utilizada para otro sitio web, simplemente no podrá tenerla como su dirección web.

Si tiene una marca única, puede registrarla como su URL. Busque un proveedor de dominio web con una función de búsqueda para comprobar si la dirección web está disponible o no. Podría pensar que sólo podría escribirlo en cualquier barra de direcciones para comprobar si está disponible, pero algunas URLs ya podrían estar vendidas.

url

Si su marca ya ha sido registrada, considere agregar una palabra que describa su negocio, por ejemplo, si su marca es verde, podría intentar registrar greenchocolate.com si es un chocolatero. Si eso no está disponible, podría incluso intentar incluir su localidad en la URL, por ejemplo, barcelonachocolate.com si su negocio está en Barcelona.

Piense en algo fácil de explicar

Además de algo único, debe apuntar a algo que sea fácil de reproducir en un motor de búsqueda. Es importante que sea memorable. Intente que consista en tan solo un par de palabras y evite cualquier puntuación o números innecesarios, ya que esto causará complicaciones.

Si su dirección incluye una palabra larga que resulte difícil de deletrear, trate de considerar si puede cambiar esa palabra por otra mucho más simple. Por ejemplo, si vende cardamomo, es posible que quiera sustituirlo por la palabra “especia”, ya que es más probable que sus clientes la escriban correctamente. Si no está seguro de que una dirección web es lo suficientemente simple, una buena prueba es recitarla a otra persona y ver si la deletrea exactamente de la misma manera que espera que lo haga.

Culmine con un toque profesional

Una vez que tenga el cuerpo de su URL, decida cómo quieres finalizarlo. Con esto nos referimos a lo que viene después del último punto de su dirección web. Por ejemplo, si está accediendo al sitio web global de una marca global, que vende productos en todo el mundo, esperaría que tuviera .com al final de su URL. Si quiere dirigirse a un público más local, como sólo los que viven en España, considere terminar su dirección web con .es en su lugar. Esto demostrará que es una compañía más local que está orgullosa de la herencia de su país.