Si estás lidiando con un embarazo no planificado, es posible que estés considerando un aborto como una solución a tu situación. Debido a tu salud y bienestar son lo primordial, debes conoces los hechos relacionados al aborto.

El aborto no es solo un simple procedimiento médico. Para muchas mujeres, es un evento que cambia la vida con importantes consecuencias físicas, emocionales y espirituales. La mayoría de las mujeres que luchan con abortos anteriores dicen que desearían que les hubieran contado todos los hechos sobre el aborto y sus riesgos.

Asimismo, es elemental que el aborto se lleve a cabo en un sitio seguro como clinicaginecea.com.mx para ello tienes que verificar que la clínica cuente con personal de enfermería calificado, asistentes médicos y médicos. El personal ha de tener la capacitación especial, la licencia y la certificación requeridas si se usa anestesia o sedación.

Factores a considerar al abortar

El aborto no es una decisión que debas tomar a la ligera, por ello existen determinados factores que te serán útiles al conocerlos. Los factores principales y de mayor relevancia son los siguientes:

  • El aborto es una opción: No permitas que nadie te obligue a realizar el procedimiento. Asegúrate de comprender el procedimiento y de tomar una decisión informada sobre lo que es mejor para ti y su bebé.
  • Abortar tiene riesgos: Al igual que con cualquier procedimiento médico, debes conocer los riesgos físicos y emocionales antes del procedimiento. Tienes derecho a estar informada.
  • El aborto no hace que todo desaparezca: Muchas mujeres piensan que un aborto borrará toda la confusión y los temores para que puedan seguir adelante con sus vidas. No es el caso, es un evento que cambia la vida y tiene consecuencias.
  • Existen diversos procedimientos para abortar: Existen varios procedimientos de aborto, dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu embarazo. Has de asegurarte de discutir los detalles del aborto y comprender exactamente lo que implica.

aborto

Tipos de aborto

Hay dos métodos comunes y muy seguros para interrumpir un embarazo: el aborto con medicamentos, en el que se ingieren píldoras, o un procedimiento clínico, en el que un médico utiliza técnicas como la succión para vaciar el útero. La decisión de qué método elegir es completamente personal.

  • Aborto con medicamentos: Para las personas que están en las primeras etapas del embarazo, generalmente por debajo de las 10 a 11 semanas, se les puede ofrecer una opción de aborto con medicamentos.

Para un aborto con medicamentos, tomarás una pastilla para comenzar el proceso de aborto y luego una segunda dosis de pastillas uno o dos días después en casa. Después de tomar el segundo juego de píldoras, la mayoría de las personas experimentan sangrado abundante y cólico y pasan el embarazo en las próximas horas. La experiencia es como un aborto espontáneo.

  • Aborto clínico: El procedimiento de aborto por succión se lleva a cabo en la clínica. Utiliza una succión suave para vaciar el útero y suele durar entre cinco y 10 minutos. Un aborto por succión se puede realizar con sedación mínima, moderada o profunda, según la clínica y tus preferencias. Se puede realizar un aborto por succión hasta aproximadamente 14-16 semanas después de tu último período.

Más adelante en el embarazo, generalmente después de las 14 a 16 semanas, la mayoría de las personas se someten a un procedimiento de dilatación y evacuación. Estos procedimientos utilizan succión y herramientas médicas para vaciar el útero de manera segura y, por lo general, duran entre 10 y 15 minutos.

Debido a que el embarazo está más avanzado, es posible que las personas deban someterse a un procedimiento de dos días para que el cuello uterino pueda dilatarse gradualmente durante la noche.

Esto se puede hacer con dilatadores osmóticos, que son pequeños dilatadores que se colocan en el cuello uterino y se hinchan gradualmente para abrir el cuello uterino, o con medicamentos.